Joyas Universitarias

Por: David Sánchez Romero

“NO a la reducción del presupuesto de las universidades pero SÍ al uso eficiente del mismo, acabemos con el despilfarro”

Hace algunos días las y los universitarios reaccionamos ante la posible reducción del presupuesto asignado a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a otras universidades y centros de enseñanza de educación superior, consideramos que no había ningún argumento que respaldara dicha decisión. Afortunadamente el señor Obrador dijo que era otro error más de la Cuarta y se comprometió a enmendarlo.

Ya la UNAM ha demostrado que la educación que imparte es de CALIDAD, sin embargo hubo voces que mencionaban que la Máxima Casa de Estudios era opaca y que no se sometía a Auditorías, hoy les traigo un claro ejemplo de que nuestra Universidad cuenta con los mecanismos de transparencia que se exigen. El problema es que nunca nos habíamos detenido a reflexionar ¿en qué se gasta el presupuesto?

Entonces muchos defensores del actual gobierno salieron a decir:

“¿Para qué quieren más dinero? Su rector gana más que el presidente, despacha en una oficina de medio millón de pesos, usa plumas de 50mil y aparte anda con quinientas camionetas blindadas. Sin olvidar que los trabajadores de la UNAM gozan de condiciones de trabajo que podrían caer en privilegios”

NO, una cafetera de casi 50mil pesos o una camioneta de 759mil NO SON ARGUMENTO PARA DISMINUIR EL PRESUPUESTO DE LAS UNIVERSIDADES. Son de donde tenemos que partir los universitarios. Es nuestra obligación involucrarnos más, participar de manera más activa en la vida de nuestra Universidad y con ello en sus finanzas. Exigir que nuestras autoridades acaben con el despilfarro y los lujos y que no solo se bajen el sueldo.

Por un momento sus argumentos pudieron seducirnos y muchos llegaron a pensar:

“Es cierto, ¿para qué quiere más dinero la UNAM? ¿para seguir con lujos y no destinarlos a laboratorios o aulas de calidad?

SIN EMBARGO…

La Secretaría de la Defensa Nacional vio aumentado su presupuesto (PPEF) en más de 10mil millones de pesos, ¿bajo qué argumento se aumenta así su presupuesto? ¿sus auditorías son mejores que las de la UNAM? ¿los resultados de dicha Secretaría hacen válido el aumento? ¿allá no hay lujos o no se despilfarra el dinero? Yo creo que nos querían ver la cara, primero fue el “Un error, olvidamos lo de la autonomía en la propuesta de reforma” y ahora “Otro error, hicimos mal las sumas”.

Aunque ahora me pregunto:

¿Por qué apostar a las armas y no a los libros? Sí, se dice que se van a crear 100 UNIVERSIDADES pero ¿no sería mejor fortalecer a las universidades estatales y a otras como la UAM o la UNAM?

Partamos de la reflexión y no de la reducción a la educación.

Adjunto algunas adquisiciones de bienes muebles cuya Institución a cargo es la Facultad de Derecho (en donde estudio) con el único objetivo de demostrar que en la UNAM SÍ HAY despilfarro pero TAMBIÉN HAY transparencia, acceso a la información y auditorias.

No se dejen engañar, los invito a hacer lo mismo en sus Facultades, es bastante interesante conocer en qué se gasta el dinero.

#NOaLaReducciónDelPresupuestoDeLasUniversidades

#NOalDespilfarroDeRecursosEnLasUniversidades

ADELANTE CON EL REPORTE:

Gracias al nivel de transparencia con el que cuenta la UNAM he podido encontrar algunas joyas en nuestra Facultad de Derecho en la sección:

Inventario de bienes muebles que hace mención a “Información del inventario de bienes muebles, incluidas las colecciones y acervos, que tengan a su cargo y/o les hayan sido asignados para el ejercicio de sus funciones; tanto si son de su propiedad como que se encuentren en posesión de éstos”.

Cuando pongo “Facultad de Derecho” en el buscador me envía 3185 registros, es decir, bienes muebles, de los cuales hay:

– 1004 computadoras, lo que representa casi UN TERCIO de los bienes muebles registrados (entre computadoras, computadoras de mano ¿?, computadora portátil/lap top y microcomputadora ¿?), que van desde los 5000mil pesos hasta más de 75mil pesos. Nada mas no me puedo imaginar tantas computadoras.

– una camioneta de 759,891 pesos (porque FiFis)

– un controlador de 65,250 pesos.

– 17 “credenza”, uno de 47,038. 88 pesos. Raúl dime que no está en tu oficina, por fa.

– Un destapacaños de 46,739 pesos. JAJAJA sin comentarios, seguro es industrial.

– Cinco “equipos de lavado de alta presión” de entre 25mil y 40mil pesos

– 18 “Estantes Anaquel” que en promedio cuestan 38, 567 pesos.

– Un escritorio de 42,873 pesos.

– Como 40 impresoras pero me sorprendió una de 97mil pesos y otra de 293, 348. 85 (no la debe tener ni Obama)

– Seis lavadoras de piso (dos de 56,724 y cuatro de 16,498). El mármol es una constante inversión.

– Varios “Lectores” pero uno de 117,624. ¿Carbonell eres tu?

– Una máquina cortadora de papel de 90,050 pesos. JAJAJAJA seguro no es el de los baños, porque ese no hay.

– Dos medidores de 97,440 pesos.

– 41 pantallas de plasma o LCD, una de 96,613 pesos

– Una planta eléctrica de 776,496 pesos.

– Algunos proyectores, por ejemplo tres de 64,791 pesos, obvio no es ninguno de nuestros salones, esos a duras penas prenden.

– 41 “Punto de acceso”, no sé que pueda ser eso pero valen 16,798 pesos.

– 31 “Radios” de 8,940 pesos.

– Tres “DVD” de 29,908 pesos.

– 45 sistemas de aire acondicionado, que van desde 7,291 pesos hasta los 332,578 pesos.

– Un sofá de 52,900 pesos.

– Un mezclador de audio de 129,692pesos

Hay muchos registros que muestran una gran diferencia entre montos, aún cuando son reportados con la misma descripción del bien, por ejemplo en “pantallas, videoproyector, video cámara, switch, etc”, 15 son registrados en precios “considerables” y dos o tres son altos montos.

"NO a la reducción del presupuesto de las universidades pero SÍ al uso eficiente del mismo, acabemos con el despilfarro"…

Posted by David Sánchez Romero on Thursday, December 20, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *