A 50 años de Tlatelolco piden quitar nombres de Díaz Ordaz y Echeverría de aeropuertos y calles

Este sí que es un notición… Muchísimos mexicanos tienen muy presente la gestión de Gustavo Díaz Ordaz, como presidente de México y de Luis Echeverría como secretario de Gobernación, debido a los crímenes en contra de los estudiantes que participaron en el movimiento del 68, es por eso que han pedido que se quiten sus nombres de aeropuertos y vialidades. Qué les parece.

Happy Oh My God GIF by The Daily Show with Trevor Noah

A 50 años del movimiento estudiantil, los ciudadanos han realizado algunas peticiones en change.org para liberar de alguna manera a la historia de México de estos exmandatarios priistas.

Algunas de esas peticiones son “Cambiar el nombre del aeropuerto Gustavo Díaz Ordaz de Puerto Vallarta”, “Cambiar el nombre al Blvd. Gustavo Díaz Ordaz en Tijuana B.C por Blvd. Aguascalientes Sur” y “Quitar el nombre del traidor ‘Luis Echeverría’ al periférico de Saltillo, Coahuila”. Pero no creas que sólo quieren quitárselo y ya, pues buscan que los nombres de estos políticos sean sustituidos por personajes o acontecimientos que hayan dejado un legado en México.

The Bachelor Ok GIF

En la petición “Cambiar el nombre del Aeropuerto Internacional de Puerto Vallarta (PVR) Gustavo Díaz Ordaz”, se proponen nombres como Ignacio Luis Vallarta, 2 de octubre, Tlatelolco, México 1968, Octavio Paz o Javier Barros Sierra. Además, piden quitar el busto de Ordaz, el cual está ubicado a las afueras del Aeropuerto.

Y no vas a creerlo, pero los reclamos llegaron hasta Guanajuato, ya que el colectivo Académicos por la Democracia ha solicitado que la avenida Gustavo Díaz Ordaz cambie de nombre a Avenida de los Maestros.

Dos Equis Ok Gif By Dos Equis Gif

En cuanto a Luis Echeverría, bueno, pues han pedido que también se borre su nombre del periférico de Saltillo, aún cuando el exmandatario, a sus 96 años, sigue sin enfrentar la justicia por la represión en 1968 y, más tarde, por la guerra sucia en contra de grupos disidentes.

Ahora tú te preguntarás ¿cuál es el objetivo de esto? Pues preservar en la memoria la lucha por una apertura democrática, la libertad de expresión y dejar de premiar gestiones que han recurrido a la violencia para oprimir a manifestantes.

ESS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *