¿Sabías que Anaya y AMLO tienen cosas en común?

Parecen agua y aceite, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya tienen dos formas completamente diferentes de hacer política. Por un lado, AMLO ha descartado hacer una “cacería de brujas” en contra del presidente Enrique Peña Nieto.

En tanto, Ricardo Anaya dijo que está dispuesto a investigar a Peña Nieto en caso de llegar a la Presidencia y si es necesario, hasta lo metería a la cárcel.

Sin embargo, pese a sus diferencias y por extraño que parezca, estos políticos tienen parecidos que no podemos dejar pasar por alto y aquí te los dejamos.

UN DIÁGNOSTICO SIMILAR

Ricardo Anaya expresó, el 23 de enero, que el cambio que plantea AMLO puede tener coincidencias en términos de diagnóstico de la realidad.

No hay diferencias cuando señalamos que en México hay niveles alarmantes de pobreza, de desigualdad, de corrupción, de inseguridad; la diferencia está en la solución que planteamos”, dijo el panista ante un grupo de estudiantes del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas (CUCEA).

AMLO ha dicho desde hace varios años que la corrupción es la causa principal de la desigualdad y de “la tragedia nacional” que se padece en el país, así como la deshonestidad de los gobernantes y de las élites del poder es lo que ha deteriorado la vida pública de México.

De acuerdo con su programa político, Morena lucha por cambiar el régimen de corrupción, antidemocracia, injusticia e ilegalidad “que ha llevado a México a la decadencia actual que se expresa en crisis económica, política, en pérdida de valores, en descomposición social y violencia”.

Ricardo Anaya delineó los cinco objetivos de su plan político:“Queremos acabar con la corrupción, acabar con la impunidad, acabar con la violencia, acabar con la desigualdad y la pobreza”.

LA CANDIDATURA

Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador llegaron a ser candidatos presidenciales luego de ser dirigentes nacionales de sus respectivos partidos.

Anaya dejó la dirigencia nacional del PAN el 9 de diciembre de 2017 para buscar la Presidencia de México, mientras que AMLO lo hizo tres días después, el 12 de diciembre de 2017.

En el PAN y en Morena se quedaron dos incondicionales de los ahora candidatos presidenciales: el panista Damián Zepeda y la morenista Yeidckol Polevnsky.

Por su actuación al frente del PAN para hacerse de la candidatura a la Presidencia, Ricardo Anaya fue catalogado como un “joven dictador”, de acuerdo con las palabras del senador con licencia y actual vocero de José Antonio Meade, Javier Lozano.

“Echó a la independencia a la mejor posicionada de nuestros militantes y abusó de todos los recursos del partido para fines personales”, dijo el senador a través de un video que colgó en redes sociales.

De hecho, algunos panistas aseguran que Anaya promovió el famoso Frente Ciudadano, integrado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, para quedarse con la candidatura.

¿La similitud con AMLO? López Obrador también ha sido acusado de ser un dictador y de crear a Morena con el único propósito de ser candidato presidencial. Además, como en el caso de Ricardo Anaya, muchos cuestionaron la forma en la que fue electo como candidato, pues no hubo una metodología interna o una encuesta, al menos no se hizo pública.

Este jueves, el expresidente de México por el PAN, Vicente Fox, aseguró que AMLO es un dictador en potencia al que le importa poco las instituciones del país.

“El Congreso le vale madres, el poder judicial le vale madre, la Suprema Corte de Justicia le vale madre, no queremos entender los mexicanos, no nos damos cuenta que nos lo está diciendo con sus propias palabras que eso es lo que pretende este dictador”, dijo Fox.

¿IDEAS POPULISTAS?

Ambos políticos han sido acusados de populistas.

Cuando Ricardo Anaya presentó su propuesta de Ingreso Básico Universal para todos los mexicanos (unos mil 500 pesos mensuales a todos los habitantes mayores de 18 años), el candidato de la coalición Por México al Frente respondió que su propuesta era completamente factible

“Ya sé que muchos van a decir que esto es imposible o irresponsable, pero les recuerdo que muchos de los economistas más importantes del mundo, quienes incluso han ganado el premio Nobel, la respaldan”, dijo Anaya en noviembre de 2017.

En su columna del 11 de noviembre de 2017, el periodista Carlos Loret de Mola aseguró que la propuesta de renta básica de Anaya es populista y totalmente opuesta  lo que el PAN ha defendido durante años.

“No imagino a ningún asesor panista , a ningún académico simpatizante, o a un empresario que tradicionalmente los respalda (a los panistas) viendo esto con buenos ojos”, escribió el periodista.

Incluso, José Antonio Meade, candidato presidencial del PRI, aseguró que la propuesta es un reflejo de una “falta brutal de comprensión de las finanzas públicas”.

Por su parte, López Obrador también fue acusado de populista cuando propuso otorgar un salario de 3 mil 600 pesos mensuales a los llamados ninis (jóvenes que no estudian ni trabajan) durante su registro como precandidato de Morena, el 12 de diciembre de 2017.

AMLO aseguró pondrá en marcha un programa para contratar como becarios a 2 millones 300 mil jóvenes ninis en todo el país, a quienes se les dará dicho apoyo mensual a cambio de participar en capacitaciones y talleres con empresas productivas, tanto en el entorno urbano como en el rural.

Enrique Ochoa Reza, líder nacional del PRI, aseguró que López Obrador representa “la amenaza del populismo autoritario y que quiere convertir a México en Venezuela”.

Y según el líder de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Enrique Solana, la propuesta de López Obrador es imposible de realizar y es como plantear el “cielo en la tierra”.

DESAFUERO Y ‘PERSECUCIÓN’

Ricardo Anaya y AMLO también comparten una similitud respecto a la forma en cómo ven a las instituciones. ¿Por qué lo decimos? Acá te explicamos

En abril de 2005, la PGR acusó a López Obrador, quien en ese entonces era jefe de Gobierno, de abuso de autoridad por no cumplir una resolución judicial en el caso del predio El Encino, expropiado en 2001 para construir un acceso hacia un hospital privado.

Para poderlo juzgar, la dependencia federal solicitó al Congreso un juicio de desafuero en contra del tabasqueño y posteriormente su traslado al reclusorio.

Sin embargo, siendo diputada a la Asamblea Legislativa, Gabriela Cuevas y el diputado Jorge Lara depositaron a Bansefi el pago de 2 mil pesos para evitar que López Obrador fuera encarcelado.

Esto provocó marchas y en ese momento se acusó al presidente Vicente Fox de mover los hilos para perjudicar a López Obrador.

¿Te suena familiar? Bueno, Ricardo Anaya acusó al presidente Enrique Peña Nieto de orquestar ataques en su contra para eliminarlo de la contienda presidencial y le pidió que sacara las manos de las elecciones.

“Presidente Peña Nieto, con respeto, serenidad y firmeza le digo: así no, saque las manos del proceso electoral y deje que el pueblo de México elija en completa libertad”.

El panista aseguró que el gobierno federal utiliza de manera facciosa a las instituciones, en específico a la PGR, las cuales deberían estar al servicio de los ciudadanos y no del PRI.

Esto porque la PGR investiga si Ricardo Anaya participó en un esquema de lavado de dinero con la complicidad del empresario queretano Manuel Barreiro y hasta difundió el video del momento en que el candidato del frente acudió a las instalaciones de la dependencia para entregar un escrito, hecho que nunca había sucedido en una investigación en curso.

Al igual que en el caso de López Obrador, intelectuales, políticos y activistas han manifestado su rechazo al uso político de las instituciones.

Parece que aunque se ataquen entre ellos, estos políticos tienen más en común de lo que creen, ¿están de acuerdo?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *