#EnCortito con la inflación

Este jueves el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, INEGI presentará la tasa de inflación correspondiente a la primera quincena de febrero. ¿Qué esperamos? y ¿Cómo se involucra este indicador en nuestra vida cotidiana?

Como punto de partida, hablamos de inflación cuando el precio de todos los productos y servicios que consumimos aumentan de forma persistente en determinado tiempo. Esto sucede por varias razones. Por ejemplo, cuando el Banco Central, es decir el Banco de México emite más dinero del que se demanda conlleva a un incremento en los precios. Al principio es probable que no lo notemos, pero a largo plazo se ve reflejado en nuestros bolsillos porque incrementa el costo de vida, más aún si la inflación crece más rápido que los salarios porque implica que con nuestro ingreso mensual ya no podemos comprar tantos bienes como antes.

Otro ejemplo es cuando el gasto del gobierno es más alto que sus ingresos. En estos casos el Banco Central presta al gobierno e implica también un incremento en la suma de los billetes, monedas y el saldo de la cuenta única de los bancos.

Cuando se pierde el control de los precios es muy difícil para las empresas poder calcular el costo de las materias primas que necesitan para producir y por lo mismo incrementarán el precio de sus productos. Al ser incierto el nivel de los precios frena la producción, la inversión y el empleo. Es decir, los motores que mueven la economía.

Por esta razón es importante medirla porque nos ayuda a conocer sobre la salud de la economía y al Banco Central para tomar decisiones de política monetaria; ya que mantenerla contralada es una de sus principales tareas. El INEGI es la institución que se encarga de esta tarea a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor, INPC. Este indicador mide la variación de los precios de una canasta de 283 bienes y servicios genéricos representativa del consumo de los hogares.

Desde el año pasado hemos notado que la inflación ha estado por arriba del límite, que es 3%. Aunado a lo que he explicado se suman otros factores que han contribuido al incremento de los precios como lo es el aumento en el precio de la gasolina, la depreciación de nuestra moneda frente al dólar. El impacto económico que generaron los sismos y huracanes en septiembre del año pasado también afectaron en la actividad económica y en la inflación, pero de manera temporal.

Para este jueves se espera que la tasa de inflación de la primera quincena de febrero sea de 5.48%, contra 5.58% de la segunda mitad de enero.

Fuente: INEGI

En conclusión, hay que ver la inflación como un fenómeno, en este caso monetario que debe mantenerse controlado ya que tampoco es un “monstruo devora economías”, de hecho, un poco de inflación no es malo más si se trata de activar la economía a través del gasto. Por esta razón mecanismos como incrementar la tasa de interés ayuda al Banco Central frenar la circulación del dinero evitando que se descontrole la inflación.

Recuerda que puedes enviarme tus dudas y comentarios a georginaalmaraz.09@gmail.com.

Hasta la próxima.

Cualquier duda o comentario puedes escribirme a georginaalmaraz.09@gmail.com y con gusto daré respuesta a tus dudas.

Hasta la próxima.

Georgina Almaraz 

Instagram : @georginaalmaraz

One thought on “#EnCortito con la inflación

  • febrero 20, 2018 at 12:41 pm
    Permalink

    Muy interesante y fácil de entender, gracias.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *