#EnCortito con las tasas de interés

¿Al revisar el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito notas que tu deuda casi no baja? o ¿Estas por solicitar un préstamo y te parece poco costeable? Bien, pues no eres tú, son las tasas de interés que siguen subiendo, pero ¿Por qué?

En primer lugar, hay que reconocer que la tasa de interés representa el costo del dinero. Cuando vamos al banco y solicitamos un crédito pagamos un interés por el monto prestado, pero si lo invertimos por determinado tiempo recibimos un incentivo.

Los bancos privados determinan su tasa de interés de acuerdo con el tipo de tasa objetivo que indique el banco central, en nuestro país corresponde al Banco de México tomar esa decisión ya que es la institución que se encarga no sólo de emitir el dinero que todos utilizamos, sino que tiene como principal objetivo mantener contralada la inflación, es decir, el incremento sostenido y generalizado de los precios y preservar el valor adquisitivo de nuestra moneda.

Sin embargo, no es secreto que la inflación anual haya llegado hasta 6.77%, cuando lo saludable para la economía del país es 3%. Algunas causas que han hecho subir la inflación son: El aumento en el precio de algunos energéticos, principalmente el gas L.P., y de ciertas frutas y verduras.

Tampoco es sorpresa que nuestra moneda pasara por rachas de mucha volatilidad incluso antes de las elecciones de Estados Unidos y ahora como parte de la incertidumbre del re negociaciones del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (Canadá, Estados Unidos).

Ante estos hechos, Banco de México ha ido incrementado gradualmente la tasa de interés; ya que es una de las principales herramientas que tiene para influir en la economía y evitar que se dispare más la inflación y por ende nuestro dinero valga menos. Sólo en 2017 la tasa de interés subió en cinco ocasiones. Al 8 de febrero, la Junta de Subgobernadores de Banco de México decidió incrementar otros 25 puntos base la tasa objetivo para llegar a niveles de 7.5%, este nivel no se veía desde 2009.

Fuente: Banco de México

El tener una tasa de interés elevada ayuda a fortalecer nuestra moneda a medida que inversores del mundo decidan invertir en ella, incentiva el ahorro ya que es más alto el rendimiento y hace más caro el crédito para frenar la cantidad de dinero en circulación. En contraste, tener una tasa de interés elevada por mucho tiempo no es lo más sano para la economía ya que implica menos consumo de bienes y servicios lo cual puede frenar la actividad comercial de nuestro país.

Por esta razón, la función que realiza Banco de México al igual que los bancos centrales del mundo es sumamente importante ya que las decisiones que toman impactan directamente en la economía del país; por eso cada vez que hay un anuncio de decisión de política monetaria los mensajes que emiten son sumamente cuidados y mesurados para evitar enviar mensajes incorrectos y que la estrategia de política monetaria tenga efecto en la economía del país.

También es importante ser cuidadosos con el manejo de nuestras finanzas sobre todo con el uso de nuestras tarjetas de crédito ya que tiene una tasa variable. Sin embargo, si estas planeando solicitar un crédito es importante comparar los productos financieros que ofrecen los bancos y que sea a una tasa fija ya que es una deuda que absorberás de mediano a largo plazo según tus metas financieras.

Cualquier duda o comentario puedes escribirme a georginaalmaraz.09@gmail.com y con gusto daré respuesta a tus dudas.

Hasta la próxima.

Georgina Almaraz 

Instagram : @georginaalmaraz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *