¿Son responsables Cabify y Uber de los delitos que puedan cometer sus conductores?

De acuerdo con Jesús Martín, Coordinador y editor de Motorpasion, Si nos ceñimos a la legalidad actual, tal y como está recogido en sus contratos, las empresas como Uber o Cabify no tienen ningún tipo de responsabilidad en primera instancia sobre las actuaciones de sus conductores. A efectos prácticos, un coche de estas empresas funciona de la misma manera que un taxi: un coche, un conductor y uno o varios pasajeros.

Los conductores que trabajan para estas start-up cumplen con los requisitos legales dentro de un marco establecido por el contrato de colaboración que vincula de una parte a una empresa prestadora de servicios y de la otra a un conductor autónomo. Es decir, que cada conductor será responsable de sus propios actos a título personalista, sin que sus actuaciones puedan repercutir en la sociedad.

https://gph.is/2mCjiMl

Ahora bien, ambas empresas deben cuidar su imagen de cara a los clientes y, aparte de la pantalla del smartphone, la cara de Uber o Cabify son sus conductores y los coches de éstos. Velar de forma cuanto más celosa posible por que los conductores sean los mejores, los más educados y los más responsables sí es su responsabilidad, por lo que deberían establecer las medidas necesarias para que sólo los verdaderamente aptos pudieran formar parte de sus equipos.

Un certificado de no existencia de antecedentes penales, un psicotécnico y un coche no deberían ser suficientes para las empresas si, como a nivel interno ellas mismas exigen a sus conductores, quieren buscar la excelencia en el trato a todos y cada uno de sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *