#¡QuéOso! Venezuela a México le saca los trapitos sucios al sol

Tal como leyeron, la canciller venezolana representante del gobierno de Nicolás Maduro, la señorona Delcy Rodríguez una vez más reta al secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray (sí, el que consigue buenas chambas sin tener experiencia) a tener un debate público donde se pongan sobre la mesa temas como derechos humanos y seguridad nacional ¡Cómo ven!

Seguramente ya se hartaron de escuchar, ver y leer por todos lados cosas sobre Venezuela, la OEA, Nicolás Maduro, conflictos sociales, que si fulano dijo tal cosa y el otro le respondió no sé qué, pero ¡qué alguien nos explican a qué se debe todo esto, plis!

Tranquilos mis nenes, para eso estoy aquí, pongan atención:

Todo comenzó cuando Nicolás Maduro a través del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela propuso asumir las competencias del Parlamento, o sea, de querer acaparar todo el poder. Como era de esperarse esto no le agradó a la gran mayoría de la población y por eso comenzaron a los movimientos sociales como marchas y toma de espacios públicos para manifestar sus inconformidades.

Bien listillo el presidente de Venezuela convocó a una Asamblea Constituyente pero la oposición prefiere unas elecciones y así hacer valer la voz de la mayoría.

Y como ya todos nos dimos cuenta obviamente esto llama la atención de otros países como Estado Unidos (casual) y el chisme ya es de dominio público. El problema no queda solo en chisme ¡no! Sino salen a relucir intereses económicos y de política internacional.

Como bien dijo la patrona (¿o debería decir matrona?) Delcy Rodríguez en la Asamblea de la OEA celebrada en México, Venezuela es un país rico en petróleo, minería y gas lo cual como era de esperarse eso llama la atención de los gringos.

Pues la cosa se pone cada vez más fea mis niños, sin lugar a dudas, pero pidamos que el Señor ampare al pueblo venezolano de las malas decisiones que tomen los que mueven al mundo.

LEMM

 

 

One thought on “#¡QuéOso! Venezuela a México le saca los trapitos sucios al sol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *