#NacidosParaDefraudar”. El rancho de Roberto Romero.

¿Cuándo será el día que de una nota positiva de los políticos? Hoy en su gustada sección “Nacidos para defraudar”, le presento el caso de “El rancho de Roberto Romero”.

Era la mañana del martes 20 de junio, cuando elementos de la Fiscalía Anticorrupción de Sonora (FAS) realizaron un cateo en el rancho de Roberto Romero, ex secretario de gobierno de la administración de Guillermo Padrés (ex gobernador de Sonora, 2009-2015), debido a denuncias que aseguraban la existencia de desvío de recursos, en la construcción y operación de ese lugar.

En la revisión del predio hubo testigos de honor, o sea, burócratas de la Comisión Nacional del Agua, (Conagua), de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Recursos Hidráulicos, Pesca y Acuacultura (Sagarhpa), de la Comisión Estatal del Agua (CEA) y Bienes y Concesiones que fueron a echarle un ojo a la propiedad.

Salvador Ávila, vocero de la Fiscalía Anticorrupción de Sonora, informó que el cateo se hizo con una orden judicial, con el objetivo de recabar evidencias sobre el procedimiento que existe en contra del ex funcionario.

Desvío del río San Miguel, para proteger siembras del predio afectando así a decenas de pobladores del Ejido La Victoria, tráfico de influencias y falsedad de declaraciones ante autoridades, son algunas de los delitos atribuidos a Roberto Romero López y su esposa, Mónica Paola Robles Manzanedo.

Estas personas enloquecidas por el poder, fueron detenidos por autoridades migratorias de Arizona en coordinación con la Interpol, el pasado 22 de mayo.

El matrimonio conformado por el ex secretario de gobierno (2012) y la ex diputada local por el partido Acción Nacional (2012-2015), se encuentra preso en un penal de la Ciudad de México por presuntos delitos de corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *